Martes, 18 Abril 2017 00:00

Empresas básicas incurren en corrupción al movilizar 5 mil trabajadores a marcha oficialista en Caracas

 
Valora este artículo
(1 Voto)
Los trabajadores salieron en la tarde de este martes con rumbo a Caracas Los trabajadores salieron en la tarde de este martes con rumbo a Caracas Foto Twitter FMO

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Noguera justifica despido de sidoristas que firmaron por el revocatorio y amenaza con más destituciones

barra 4naranja220

Corpoelec entrega cartas de despido a trabajadores que firmaron a favor de revocatorio

barra 4naranja220

Protestar y disentir se paga con despidos en las empresas estatales

 

5 mil trabajadores de las industrias de Guayana viajan este martes a Caracas para sumarse a la movilización con la que el gobierno de Nicolás Maduro aspira medir su respaldo popular, justo el día en que la oposición -con anterioridad- había convocado a sus partidarios a la mamá de las marchas como parte de la jornada de protestas para exigir un cronograma electoral y la restitución del orden constitucional.

En un contexto de empresas en declive productivo y nóminas abultadas, la ausencia de la masa laboral de sus puestos de trabajo no preocupa a la dirigencia de las industrias, de confesa militancia oficialista.

“3.000 hombres de la Clase Obrera #Guayana iremos a Caracas #TodosEl19PaLaCalle porque la Patria se defiende”, escribió en la red social Twitter el presidente de Alcasa y de la Corporación del Aluminio, Ángel Marcano.

“Triunfó la paz sobre el terror de la derecha, por eso este 19 de abril pueblo a la calle #NuestraVictoriaEsLaPaz”, trinó más adelante la reductora de aluminio Alcasa, en una ola de tuits de las otrora filiales de la Corporación Venezolana de Guayana convocando abiertamente a la movilización, en violación del artículo 145 de la Constitución nacional, que establece que los funcionarios públicos están al servicio del Estado y no de parcialidad alguna.

La recién nombrada presidenta de la Corporación Siderúrgica de Venezuela, Angélica Barroso, oficializó que el sector hierro-acero movilizará a Caracas más de 5 mil 300 trabajadores “para decirle al mundo que somos un pueblo de paz”, según difundió la institución que preside a través de su cuenta en la red de microblogging.

Las órdenes de movilización a Caracas empezaron a llegar desde la tarde del lunes. En Venalum notificaron a los supervisores que a primera hora de este martes debían enviar el listado de las personas que acompañarán a cada gerente en el viaje a Caracas. Los nuevos ingresos, asumían empleados de la factoría, entraban de lleno en el listado.

 
 

Este martes en paralelo enviaron una invitación a la “gran marcha por la independencia y defensa de la patria” por la intranet de la industria.

En la Siderúrgica del Orinoco Alfredo Maneiro (Sidor) informaron que cada dirección debía enviar a al menos 50 personas. A las 3:00 de la tarde, los sidoristas debían estar en el Edificio Administrativo, pues la salida a Caracas estaba programada para dentro de dos horas después.

El regreso, sin descanso, será el mismo miércoles al terminar la movilización.

El presidente de la Central Bolivariana de Trabajadores Socialistas de la Ciudad, el Campo y la Pesca en el estado Bolívar, Pedro Perales, confirmó que sin presiones viajarían a Caracas 5 mil trabajadores de Guayana con una bandera principal: el respaldo a Nicolás Maduro. Los buses, informó, saldrían en caravana desde el polideportivo de Venalum en la parroquia Unare a las 2:00 de la tarde.

“Toda la movilización es cubierta por el PSUV”, dijo.

“Eso es corrupción”

 
 

Desde Ferrominera Orinoco se disponían a viajar al menos cinco buses, aseguró el dirigente del Sindicato de Trabajadores de la industria, Roger Salazar, quien sostuvo que el uso de recursos públicos para un acto partidista es corrupción.

“Hago un llamado de atención a los trabajadores para que no se presten a seguir apoyando este régimen hambreador que lo que ha hecho es acabar el salario de los trabajadores. Las empresas están improductivas y las siguen desangrando porque de allí pagan las movilizaciones. Son ocho autobuses por empresa, hay que despolitizar las empresas básicas de Guayana y ponerse en la real producción, para producir valor agregado, tranquilidad y estabilidad laboral”, propuso.

De acuerdo con Salazar, los buses en los que viajarán los empleados de Guayana son privados y financiados por cada industria. “Son buses privados y los de Ferrominera los paga FMO, eso es corrupción, es un dolo, pero tarde o temprano pagarán todo lo que han hecho”, dijo, al exhortar al presidente de la compañía, Isaías Suárez Chourio, a pagar el comisariato y recuperar el parque automotriz, las locomotoras y los vagones “que están en el piso”.

“Si hay dinero para movilización, que pague el comisariato y lo que hace falta en la empresa”, agregó.

Violación de la ley

 

 

Las actividades proselitistas promocionadas por el Ejecutivo en instituciones del Estado son violatorias del artículo 145 de la Constitución Bolivariana de Venezuela que establece que los funcionarios públicos están al servicio del Estado y no de parcialidad alguna. “Su nombramiento o remoción no podrán estar determinados por la afiliación u orientación políticas”.

A su vez, es violatoria del artículo 13 de la Ley Anticorrupción que prohíbe el uso de los bienes públicos para alguna parcialidad política; así como el artículo 6 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lopre) que contempla que los funcionarios no pueden actuar en ejercicio de la función pública orientados por sus preferencias políticas o en detrimento de organizaciones políticas.

En los últimos años, el disenso por razones políticas ha sido causal de despido en la mayoría de las empresas públicas, sin que hasta ahora los órganos encargados de la defensa de los trabajadores hayan actuado para revertir la ola de remociones, que tuvo un pico en 2016 cuando empleados firmaron a favor del revocatorio contra el mandato del presidente Nicolás Maduro.

La movilización de este miércoles coincide con denuncias de déficit de implementos de protección personal, insumos, equipos e, incluso, transportes para el traslado de los trabajadores a sus puestos de trabajo que, en suma, inciden en la baja producción de aluminio, hierro y acero. “Esta gente no sabe de prioridades, es como vaya yendo, vamos viendo, son apagafuegos”, dijo un empleado, que por temor a represalias prefirió mantener su nombre en reserva.

Visto 3129 veces Modificado por última vez en Miércoles, 19 Abril 2017 04:09

Hasta este viernes esperarán una respuesta sobre la propuesta contractual. De lo contrario, amenazan con profundizar la protesta. ...

El secretario general de la organización sindical, Alexander Arcia, sostiene que los robos se han multiplicado en los últimos mese...

Este martes realizaron una caminata desde la redoma de Makro hasta la CVG para entregarle una comunicación. El recién proclamado g...

La defensa del trabajador de Ferrominera acusado del homicidio de Renny Rojas, denuncia el retardo procesal injustificado y el hec...

Al menos siete reclamos laborales tienen los maestros dependientes de la Gobernación de Bolívar, por lo que solicitan una reunión ...

El presidente de la Corporación del Aluminio y de CVG Alcasa, Ángel Marcano, aseguró que “un gerente que esté en contra de la revo...

Dirigentes de Mosbase admiten que existe temor en los trabajadores públicos, debido a las amenazas y la persecución que genera la ...

Nueve niveles del tabulador quedaron por debajo del salario mínimo nacional, denunció el presidente de Sintraedelca, Alexander Arc...

La industria del aluminio lleva la batuta en los “incentivos” para promover la participación en la jornada organizada por el CNE e...