Martes, 21 Noviembre 2017 00:00

¿Merkel es realmente invencible?

 
Valora este artículo
(0 votos)
  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN 

Claves para analizar los resultados de las elecciones en Alemania

barra 4naranja220

Alemania respalda lucha del Parlamento venezolano por el rescate de la democracia

barra 4naranja220

Alemanes ratifican su confianza en mamá Merkel

barra 4naranja220

Ascenso de la ultraderecha opaca triunfo de Merkel

 

Berlín | Bruselas | París.- Durante las últimas décadas, Alemania fue un referente de estabilidad política en Europa. Para muchos un socio fiable, para otros un incómodo vecino aleccionador, pero normalmente previsible.

Sin embargo, la locomotora de la Unión Europea (UE) vive ahora sin un gobierno estable y Ángela Merkel pasa por sus horas más bajas tras el fracaso de las negociaciones de coalición. Esta crisis ha tomado por sorpresa a sus socios dentro y fuera de Europa y a muchos les preocupa la situación.

¿Cómo reaccionó la UE a la crisis de gobierno en Berlín?

Sobre todo con incredulidad. Bruselas descuidó la política interna alemana antes de las elecciones del 24 de octubre y confió en que al final se crease un gobierno europeísta, como hasta ahora, apunta Guntram Wolf, del tanque del pensamiento Bruegel. “En Bruselas erraron el cálculo”, añade.

Muchos políticos y diplomáticos guardaron silencio tras el fracaso de las negociaciones. Oficialmente la Comisión Europea reiteró su confianza en la estabilidad y el orden constitucional alemán. Pero algunos diplomáticos admiten que es demasiado pronto para poder evaluar bien la situación. Uno de los más contundentes ha sido el ministro de Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn. “Alemania es el último país que puede permitirse caer en la inestabilidad de gobierno. Su papel en el mundo y en Europa lo prohíbe”, dijo en declaraciones al semanario alemán Die Welt.

¿Queda limitada ahora la capacidad de actuación de Alemania en política exterior?

El gobierno de Ángela Merkel está en funciones desde que se constituyó el Parlamento, a finales de octubre. En las fases de transición se suele actuar con contención, por respeto a las decisiones que pueda tomar el siguiente Ejecutivo. Pero eso no significa que la actividad política esté suspendida. A nivel internacional Alemania sigue estando representada en las cumbres y encuentros ministeriales y participa en las decisiones. Pero un gobierno saliente o en funciones no puede mostrarse muy seguro de sí mismo, lo que puede ser un problema en caso de duras negociaciones.

¿Por qué es delicada esta situación justo ahora?

El mundo parece haberse vuelto más imprevisible y confuso desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, el voto a favor del Brexit o la crisis económica y de refugiados. La UE se ha propuesto grandes reformas y con una apretada agenda quería avanzar en ellas y reforzar a la zona euro antes de las elecciones europeas de 2019. En Bruselas se hablaba de una ventana de oportunidad, que ahora parece haberse cerrado. Pero el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, se mantiene firme en los proyectos y el 6 de diciembre se presentarán propuestas de reforma para la zona euro. “Europa no se parará”, aseguró el portavoz de Juncker, Margaritis Schinas.

Pero, según el analista Wolf, no es posible tomar decisiones vinculantes en Bruselas sin un nuevo gobierno en Berlín. “Las negociaciones sobre el futuro de Europa se aplazaron”, apunta. Los diplomáticos no descartan que Alemania pida que se posponga la cumbre sobre la Eurozona prevista para el 15 de diciembre.

¿Cómo reaccionó el presidente francés a la crisis de Berlín?

Con preocupación. Emmanuel Macron es uno de los impulsores del relanzamiento de la UE y confía para ello en Alemania. “No nos interesa que (la situación) se tense”, comentó el mandatario tras el fracaso de las negociaciones en Berlín.

¿Por qué se juega tanto Macron con la política europea?

El líder liberal se impuso este año en las elecciones a la extrema derecha antieuropea de Marine Le Pen. Así que ahora tiene que demostrar que la UE tiene ventajas concretas para Francia, aquejada por un elevado desempleo. Y necesita a Berlín para sacar adelante las reformas comunitarias. “Deseamos para Alemania y Europea que nuestro socio más importante siga siendo estable y fuerte, para avanzar juntos”, apuntaron fuentes del Elíseo.

¿Aflojará Macron ante la nueva situación en Alemania?

Es poco probable. A nivel europeo seguirá defendiendo los intereses de Francia con contundencia, como en la lucha contra la competencia desleal de precios. Y también intentará destacar en política exterior. Los últimos días, sin ir más lejos, Macron invitó a París al primer ministro libanés, Saad Hariri, para intentar desactivar la crisis desatada en el país árabe con el anuncio de dimisión del mandatario. 

Visto 559 veces Modificado por última vez en Martes, 21 Noviembre 2017 23:40