Martes, 21 Noviembre 2017 00:00

Zimbabuenses respiran en libertad

 
Valora este artículo
(0 votos)
Zimbabuenses respiran en libertad Foto Chicago Tribune
  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Nicolás sigue los pasos de Chávez y Mugabe

barra 4naranja220

Mugabe y la inflación del poder

barra 4naranja220

El tirano-saurio cumple noventa

barra 4naranja220

Mandela ¿asimilamos el ejemplo?

 

Alegría y bailes en las calles de Harare. Tras casi 40 años en el poder, el presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, presentó este martes su dimisión con efecto inmediato.

Y lo hizo a través del presidente del Parlamento, Jacob Mudenda, que leyó la renuncia en su nombre.

Con ello, el mandatario de 93 años evita un proceso de destitución en el Parlamento que se iba a iniciar este martes, casi una semana después del golpe de Estado en el país africano.

Ahora el Parlamento se encargará de “que se ponga el proceso legal correspondiente para que el país pueda seguir avanzando”, dijo Mudenda.

En la capital, Harare, la gente se lanzó a la calle. Muchos bailaban, se abrazaban y mostraban su alegría. “Estoy tan contento”, dijo Kenneth Chimbuya. “Hoy es un día para la alegría: hemos pasado 37 años con Mugabe”, afirmó este hombre de 43 años. Muchos hacían ondear la colorida bandera de Zimbabue. “He esperado toda mi vida este día”, afirmó Gloria Teya. “Es un día de esperanza y alegría”, señaló la joven de 25 años.

Organizar elecciones

La dimisión de Mugabe, según la declaración que se leyó, se produjo por voluntad propia y tiene efecto inmediato. Pero por el momento no está claro quién lo va a suceder, aunque como muy tarde este miércoles tendría que estar arreglado, dijo el presidente del Parlamento.

El jefe del estado mayor, Constantino Chiwenga, pidió calma a los conciudadanos. Los zimbabuenses tienen que hacer honor a su fama de pueblo pacífico que ama la ley, dijo. El comunicado constituye una confirmación implícita por parte de los golpistas de la dimisión de Mugabe.

El líder de la oposición, Morgan Tsvangirai, pidió la celebración de elecciones justas y libres cuanto antes sea posible. De todos modos, en Zimbabue hay comicios previstos para 2018, a las que el nonagenario mandatario tenía previsto presentarse.

Un cocodrilo en el poder

El partido gubernamental, Zanu-PF, y la cúpula de los golpistas liderados por Chiwenga prevén que el sucesor sea el vicepresidente hasta hace dos semanas: Emmerson Mnangagwa (de 75 años). Conocido con el sobrenombre de Cocodrilo, Mnangagwa es desde hace décadas uno de los principales líderes en la cúpula de poder del país africano. Con Mugabe ha sido ministro de Justicia y ha estado al frente del servicio secreto, entre otros.

Destituido a principios de noviembre, Mnangagwa huyó a Sudáfrica alegando que temía por su vida. Antes de conocerse la dimisión de Mugabe, dijo que por el momento seguirá en el extranjero por su seguridad. Además, pidió a Mugabe la renuncia voluntaria para ahorrarle la humillante partida. “La voluntad del pueblo se impondrá definitivamente a la de una persona”, señaló Mnangagwa.

Sin poder

Este martes en la mañana, Mugabe, que todavía no quería ver su fin, convocó el gabinete, pero sólo acudieron unos pocos ministros.

Tras conocer la noticia de la renuncia, la primera ministra británica, Theresa May, dijo que este paso ofrece la “oportunidad de forjar un nuevo camino libre de la opresión que caracterizó su gestión”.

“En los últimos días hemos visto el deseo del pueblo zimbabuense de elecciones libres y justas y la oportunidad de reconstruir la economía del país bajo un gobierno legítimo”, dijo en un comunicado.

May ofreció asimismo su ayuda al país africano, que se independizó de Reino Unido en 1980.

Un nuevo comienzo

El sábado, miles de personas salieron a las calles de Harare para manifestarse pacíficamente contra Mugabe, que se encontraba bajo arresto domiciliario, y exigir una nueva etapa política.

Los expertos señalan que el despido del vicepresidente Mnangagwa y los esfuerzos de Mugabe por encumbrar a su mujer Grace (de 52 años) como sucesora desencadenaron la asonada.

Amnistía Internacional exigió un nuevo comienzo democrático en Zimbabue. Decenas de miles de personas fueron torturadas con Mugabe, muchos opositores desaparecieron de forma misteriosa o fueron asesinados, señaló el secretario general de Amnistía Internacional, Salil Shetty. “El presidente Mugabe ha permitido que se violaran los derechos humanos, defendió una actuación criminal y fomentó la cultura de la impunidad para delitos grotescos”, dijo.

Mugabe gobernó el país desde que éste logró la independencia en 1980, primero como jefe de Gobierno y desde 1987 como presidente. Su gestión estuvo marcada con los años por el autoritarismo. La economía del país floreciente, que en el pasado contó con una potente agricultura, entró en un acusado declive.

Visto 560 veces Modificado por última vez en Martes, 21 Noviembre 2017 23:28