Jueves, 23 Noviembre 2017 00:00

Gremio y como vencer los fantasmas de La Fortaleza

 
Valora este artículo
(0 votos)
Caliente terminó el partido de ida y de seguro mucho más caliente estará la vuelta. Foto AFP Caliente terminó el partido de ida y de seguro mucho más caliente estará la vuelta. Foto AFP

Porto Alegre.-

Pese a su crucial victoria ante Lanús, el Gremio salió indignado de su Arena. Consideran que el árbitro omitió un penal que podría haber robustecido su escudo para visitar La Fortaleza el miércoles, donde los dramas de River o San Lorenzo ya demostraron que no hay ventaja que garantice la supervivencia.

"Stevie Wonder no hubiera necesitado video para dar el penal", afirmó el técnico brasileño Renato Gaúcho tras el encuentro (1-0). 

Su habitual irreverencia no venía esta vez suavizada entre risas, sino que el sufrimiento de un partido que a punto estuvo de envenenarse para el Gremio todavía le tensaba el gesto.

Tras rozar el desastre, el 'tricolor' solo respiró en el minuto 82, cuando apareció Cícero para convertirse en el héroe inesperado de una noche acartonada por la tensión. Viejo conocido del entrenador desde la final que perdieron en el Fluminense contra el Liga de Quito (2008), el volante había sido repescado hace poco más de un mes tras ser dispensado del Sao Paulo. 

Pero a los 11 minutos de ingresar en el campo ya se postuló a la historia de este equipo por el que disputaba su tercer partido. 

Brillaba de nuevo la "estrella" del polémico Renato para darle la vuelta a la velada, dejando al 'tricolor' a un paso de su tercera Libertadores (tras las de 1983 y 1995), y a él mismo de convertirse en el primer técnico brasileño en lograrlo como comandante y jugador.

"Fue un sofoco inexplicable. El Lanús es un equipo fuerte físicamente, marca muy bien y no se abrió jamás. Fue preciso que brillase la estrella del técnico Renato", escribió el columnista y expresidente del club Cacalo Silveira, en el Diario Gaúcho.

- Abierto -

Aunque la gris primera parte del Gremio -neutralizado por un Lanús que nunca perdió los nervios en su primera final de Libertadores- dejó bien claro a los brasileños que precisarán de mucho más en La Fortaleza si no quieren caer también al foso. 

Sabe el Lanús darle la vuelta a su suerte en su estadio de la periferia sur de Buenos Aires, y ya espera al 'tricolor' dispuesto a convertirse en un anfitrión infernal. 

"Dimos la vuelta a resultados peores. Faltan 90 minutos y estamos optimistas", aseguró el zaguero argentino Braghieri, quien no podrá estar en la decisión por acumulación de amarillas.

Nadie ha olvidado todavía la rebelión de las semifinales contra el todopoderoso River Plate, a quien de nada sirvió ni el 1-0 de la ida, ni comenzar la vuelta marcando dos goles. Este Lanús lanzado tenía otros planes y, en un golpe de épica, acabó revirtiendo la eliminatoria para conquistar una clasificación histórica.

En la ronda anterior, la víctima había sido San Lorenzo, campeón en 2014, quien vio como se estrellaba contra La Fortaleza el 2-0 que traía de casa en una amarga decisión por penales.

"No nos tocó ganar de visitante desde octavos, pero la serie está abierta. Hoy hicimos un muy buen partido", opinó el técnico Jorge Almirón en Porto Alegre.

Definiéndose como "el club de barrio más grande del mundo" -y con el apoyo del mismísimo Maradona, nacido en la zona- el Granate saldrá con todo a su primera decisión, y ya mostró ante los 55.000 hinchas de Porto Alegre que no le asusta la presión.

- Por la gloria -

Pero con la leyenda de aquel equipo aguerrido que conquistó América, y el mundo, en el siglo pasado gritándole desde el banco, el 'Inmortal tricolor' no piensa bajar la cabeza en Argentina. 

"La ventaja es del Gremio y hasta un empate nos da el título. El 1-0 lleva a la prórroga. Ellos tienen la fuerza de la hinchada, van a jugar en casa. Pero es el Gremio el que estará allí. No es el River Plate", alertó Renato.

Con solo un partido perdido como visitante -en la fase de grupos contra Iquique- tampoco le han ido mal sus salidas a los gaúchos este año. 

Especialmente dulce es el recuerdo del último viaje Guayaquil para enfrentar al Barcelona en semifinales (3-0), cuando el magnífico doblete de Luan y la espectacular parada de Marcelo Grohe mostraron al continente la ambición de este Gremio desatado.

Formado en el 'tricolor' desde niño, el arquero de 30 años repitió otra gran actuación el miércoles, concentrado en su camino por vengar la frustración de aquella final perdida en 2007 ante Boca que tuvo que ver desde el banco.

"Ahora hay que concretar este sueño en Argentina. Tenemos 90 minutos más. Si hay que sufrir, vamos a sufrir, pero lo importante es salir de allí con el triunfo", deseó.

Tras toda la vida en el club, ya roza la gloria con sus guantes.

Visto 89 veces

Gracias a su ventaja en el partido de ida más el empate sin goles en la vuelta, Grecia terminó por sellar su boleto al Mundial don...

Con un empate sin goles ante Irlanda de Norte, los suizos acudirán por undécima vez a una cita mundialista. ...

La selección inca no pudo hacerle daño a una Nueva Zelanda ingenua, pero como pudo saco un empate en su casa. En Lima el miércoles...

Con ráfagas de talento y de buen fútbol de Messi y Agüero, la selección albiceleste se impuso por 1-0 a Rusia en partido preparato...

La “Roja” impuso su magia y la brindó a los asistentes al estadio de Málaga una goleada de 5-0 sobre Costa Rica en partido amistos...

Los cupos africanos quedaron completos con las clasificaciones este sábado de las selecciones de Marruecos y Túnez. En Europa todo...