Jueves, 01 Marzo 2018 00:00

Transporte entre San Félix y Los Barrancos de Fajardo subsiste con pocas lanchas y un muelle improvisado

 
Valora este artículo
(0 votos)
Los lancheros pidieron la adecuación del muelle, que está completamente abandonado e improvisado por ellos cada vez que baja el nivel del río Los lancheros pidieron la adecuación del muelle, que está completamente abandonado e improvisado por ellos cada vez que baja el nivel del río Fotos William Urdaneta

@OrianaFaoro

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Paro en puerto de Ferrys y Chalanas para exigir aumento del pasaje

barra 4naranja220

Años de desinversión inutilizaron todas las unidades de Incanal en el río Orinoco

 

Del puerto de Ferrys y Chalanas de San Félix ya no salen chalanas. Desde el comienzo de 2018 los propietarios de las embarcaciones más grandes que cubren la ruta San Félix-Los Barrancos de Fajardo, en Monagas, a través del río Orinoco, decidieron vender las unidades, pues ya no podían costear su operatividad.

Todo el peso de los viajes ha recaído en las lanchas, cuyo deterioro ha sido inminente en los últimos años, precisamente debido a la inflación y los altos costos de los repuestos. Sobreventa de puestos en los viajes y traslado de mercancía pesada se mezclan en estos vehículos aquejados por filtraciones, corrosión y piezas desgastadas, que además atracan en puertos completamente descuidados.

De 24 lanchas y 10 taxis fluviales que existen, solo funcionan 13 lanchas. El resto de unidades están paradas por falta de repuestos, la mayoría de ellos motores. Pablo Mata, tripulante de embarcación, lamentó que la hiperinflación impida invertir en reparaciones, pues la reparación de un solo motor puede superar los 80 millones de bolívares. A diario gastan 1 millón 300 mil bolívares en cambio de aceite, y deben comprar gasolina en ventas ilegales, pues Pdvsa les quitó el permiso de compra. Así gastan 100 mil bolívares por pimpinas de 20 litros de combustible.

El tránsito entre San Félix, municipio Caroní del estado Bolívar, y Los Barrancos de Fajardo, municipio Sotillo del estado Monagas, es constante a través del río Orinoco, viaje de no más de siete minutos en lancha. Para los residentes de Monagas es más fácil cruzar el río hasta Caroní para comprar comida o a hacer diligencias, que viajar por tierra a la capital de su estado, Maturín.

Usuarios plantean ordenanza

Un grupo de usuarios de este medio de transporte, tanto de Los Barrancos como de San Félix, decidió hacer frente al vacío de normas y plantearon una ordenanza para regular el traslado de pasajeros entre ambos estados por el río Orinoco. La propuesta fue entregada a la Cámara Municipal de Caroní y la Cámara Municipal de Sotillo, el pasado 28 de enero.

 

pasajerosordenanzaUn grupo de usuarios, entre ellos Eudomar Maurera, Jacobo Billenbourg y Juan Carrasco, alias Caraota, redactaron una propuesta de ordenanza para organizar el servicio de transporte entre San Félix y Los Barrancos de Fajardo

 

Eudomar Maurera, habitante del poblado Los Pozos de Sotillo, es coordinador de la propuesta. “Los propios usuarios estamos dando una solución de fondo a este problema, porque las autoridades solo han dado pañitos de agua caliente. Donan un motor, una pieza, pero esto requiere una solución estructural porque aquí están en riesgo trabajadores y pasajeros por igual que salen en embarcaciones poco seguras de un lado a otro”.

La propuesta de ordenanza sugiere que se cree un fondo para manejar este sistema de transporte financiado en tres partes: los lancheros deben pagar a este fondo el 10% de sus ganancias diarias, y el monto será igualado por las alcaldías de Sotillo y Caroní. Este dinero servirá, según la propuesta de los pasajeros, para renovar la flota de lanchas y darle estructura a todo el traslado de pasajeros y de carga entre ambos extremos del Orinoco.

“Lo que queremos es que las lanchas presten un servicio seguro y confiable. Si se crea este fondo, los lancheros no van a tener argumento para decir que aumentan los precios por la crisis, porque en el fondo habrá dinero para hacer un mantenimiento sistemático”, explicó. El fondo estaría administrado por un representante de los trabajadores de las lanchas, otro por los usuarios, y uno por cada Alcaldía, que se turnará la administración de los puertos cada seis meses.

Sobrecarga de pasajeros

El pasaje en lancha desde un municipio a otro pasó de estar en 1.500 bolívares en octubre de 2017, a 5 mil bolívares en febrero de 2018.

El trabajador de las lanchas, Pablo Mata, reveló que el Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (INEA) les ha permitido trasladar un máximo de 30 pasajeros en los botes, pero para poder sostener sus unidades, ellos trasladan hasta 45 personas en cada viaje. “Los costos no dan, y no queremos aumentar el precio del pasaje porque sabemos que no nos van a pagar”.

 

LANCHAPASAJEROSLas embarcaciones cargan más pasajeros de los que tienen permitidos para poder ganar lo suficiente y mantener operativas las pocas lanchas que les quedan

mujerLas condiciones de viaje y de salida y llegada son inseguras, sobre todo por la falta de un muelle adecuado

 

Juan Francisco Carrasco, alias Caraota, usuario del medio de transporte, se quejó de la sobrecarga de pasajeros y de mercancía. Al no haber chalanas, las personas trasladan desde bombonas de gas hasta pacas de comida en las lanchas. “No hay regulación de nada, uno puede malograrse en esa lancha con todas esas cosas, es un riesgo que hay hasta de uno caerse cuando el río está muy bravo, con todas esas cosas allí”, denunció, y pidió mayor regulación al transporte fluvial del río Orinoco. Además, exigió a los trabajadores mejorar el trato hacia los pasajeros.

El tránsito entre San Félix y Los Barrancos de Fajardo es constante por razones económicas y laborales. Sin embargo, las autoridades no toman en cuenta este medio de transporte ni el puerto: El Orinoco ha bajado de nivel y los lancheros deben improvisar con láminas de hierro el acceso de los usuarios hacia las embarcaciones. A su lado, están los barcos y dragas abandonadas por el Instituto Nacional de Canalizaciones (Incanal), aquejado también por desinversión del Estado.

La respuesta más reciente se las dio el jefe del puerto de San Félix del INEA, el martes, que les recomendó viajar a Cumaná, en donde los lancheros recibieron del Estado embarcaciones selladas de aluminio marino, techadas, de motores centrales y con capacidad para 50 pasajeros.

Las dificultades operativas amenazan la continuidad del servicio fluvial entre Monagas y Bolívar por el río Orinoco, y las autoridades permanecen ausentes. Los usuarios esperan que la Cámara Municipal de Caroní les dé un derecho de palabra para presentar la propuesta de ordenanza y recibir la retroalimentación de los expertos en la Alcaldía para mejorar este transporte.

puerto
El puerto de Ferrys y Chalanas de San Félix presta servicio desde hace 50 años en las mismas precarias condiciones

Visto 2812 veces Modificado por última vez en Viernes, 02 Marzo 2018 02:13

Tras el temblor, residentes de los diferentes edificios en Ciudad Guayana se mantuvieron en las afueras por temor a una réplica. E...

En promedio han fallecido cuatro niños diarios en el Hospital Uyapar, colapsado desde el cierre del Menca de Leoni, en San Félix. ...

El río llegó este 14 de agosto a los 18.04 msnm, pasando por un centímetro el nivel histórico de 1943 y restando uno para llegar a...

El gobernador del distrito 4370 del Rotary Internacional precisó que al menos 180 pacientes en Bolívar esperan por marcapasos, los...